Bautismo

PARA BAUTIZARSE EN LA PARROQUIA

  1. Elegir un día y reservarlo en el despacho parroquial.
  2. Charlas preparatorias: una con un matrimonio y otra con el sacerdote para preparar la ceremonia.
  3. Entregar la solicitud de bautismo debidamente cumplimentada.
  4. PADRINOS: A la hora de elegir padrinos, puesto que ellos deben educar en la fe a su ahijado hay que tener en cuenta los siguientes requisitos:

    1. ) Que sea mayor de 16 años.
    2. ) Que esté bautizado en la Iglesia Católica y haya hecho la Primera Comunión (preferentemente también la Confirmación).
    3. ) Que lleve una vida congruente con la fe que le permita educar a su ahijado conforme a su propia vida (se requiere que sean personas creyentes, practicantes y que no estén en situación matrimonial
      irregular).
    4. ) Que conozca y esté dispuesto a aceptar la obligación que conlleva el ser padrino de bautismo.
    5. ) El no cumplir alguno de estos requisitos puede, a juicio del sacerdote, conllevar el retraso del bautismo hasta que se vea que hay suficientes garantías de que el niño va a ser educado conforme a la fe.
  5. DONATIVO: con generosidad para colaborar con las necesidades de la Iglesia.
  6. FOTÓGRAFO: ARAGUNDI 916 543 203 – 610 526 232
  7. LECTORES: Si lo desean, puede leer las lecturas litúrgicas algún familiar.

COMPENDIO DEL CATECISMO: EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO

255.¿Desde cuándo y a quién administra la Iglesia el Bautismo?

Desde el día de Pentecostés, la Iglesia administra el Bautismo al que cree en Jesucristo.

256.¿En qué consiste el rito esencial del Bautismo?

El rito esencial del Bautismo consiste en sumergir en el agua al candidato o derramar agua sobre su cabeza, mientras se
invoca el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

257.¿Quién puede recibir el Bautismo?

Puede recibir el Bautismo cualquier persona que no esté aún bautizada.

258.¿Por qué la Iglesia bautiza a los niños?

La Iglesia bautiza a los niños puesto que, naciendo con el pecado original, necesitan ser liberados del poder del Maligno
y trasladados al reino de la libertad de los hijos de Dios.

259.¿Qué se requiere para ser bautizado?

A todo aquel que va a ser bautizado se le exige la profesión de fe, expresada personalmente, en el caso del adulto, o por
medio de sus padres y de la Iglesia, en el caso del niño. El padrino o la madrina y toda la comunidad eclesial tienen
también una parte de responsabilidad en la preparación al Bautismo (catecumenado), así como en el desarrollo de la fe y
de la gracia bautismal.

260.¿Quién puede bautizar?

Los ministros ordinarios del Bautismo son el obispo y el presbítero: en la Iglesia latina, también el diácono. En caso de
necesidad, cualquiera puede bautizar, siempre que tenga la intención de hacer lo que hace la Iglesia. Éste derrama agua
sobre la cabeza del candidato y pronuncia la fórmula trinitaria bautismal: «Yo te bautizo en el nombre del Padre y del
Hijo y del Espíritu Santo».

261.¿Es necesario el Bautismo para la salvación?

El Bautismo es necesario para la salvación de todos aquellos a quienes el Evangelio ha sido anunciado y han tenido la
posibilidad de pedir este sacramento.

262.¿Hay salvación posible sin el Bautismo?

Puesto que Cristo ha muerto para la salvación de todos, pueden salvarse también sin el Bautismo todos aquellos que
mueren a causa de la fe (Bautismo de sangre), los catecúmenos, y todos aquellos que, bajo el impulso de la gracia, sin
conocer a Cristo y a la Iglesia, buscan sinceramente a Dios y se esfuerzan por cumplir su voluntad (Bautismo de deseo).
En cuanto a los niños que mueren sin el Bautismo, la Iglesia en su liturgia los confía a la misericordia de Dios.

263.¿Cuáles son los efectos del Bautismo?

El Bautismo perdona el pecado original, todos los pecados personales y todas las penas debidas al pecado; hace
participar de la vida divina trinitaria mediante la gracia santificante, la gracia de la justificación que incorpora a Cristo y
a su Iglesia; hace participar del sacerdocio de Cristo y constituye el fundamento de la comunión con los demás
cristianos; otorga las virtudes teologales y los dones del Espíritu Santo. El bautizado pertenece para siempre a Cristo: en
efecto, queda marcado con el sello indeleble de Cristo (carácter).

264.¿Cuál es el significado del nombre cristiano recibido en el Bautismo?

El nombre es importante porque Dios conoce a cada uno por su nombre, es decir, en su unicidad. Con el Bautismo, el
cristiano recibe en la Iglesia el nombre propio, preferiblemente de un santo, de modo que éste ofrezca al bautizado un
modelo de santidad y le asegure su intercesión ante Dios.

Archivos

Documentación / Horarios

DESCARGAR: